9 Beneficios del Entrenamiento Personal | RMovements
Centro de entrenamiento personal | RMovements

9 Beneficios del Entrenamiento Personal

Entrenamiento Personal

Si estás buscando llevar tu estado físico al siguiente nivel, es posible que te preguntes si contratar a un entrenador personal es adecuado para tí.

Ya sea que seas nuevo en el ejercicio o que el gimnasio sea tu segundo hogar, trabajar con un entrenador personal puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de salud y estado físico.

Un entrenador personal certificado es alguien que está capacitado para crear e implementar programas de ejercicio seguros y efectivos para sus clientes. En otras palabras, te ayudarán a ejercitarte y ejecutar otros cambios de estilo de vida para alcanzar tu objetivo de acondicionamiento físico.

Aquí tienes 9 razones por las que podrías considerar el entrenamiento personal.

 

  1. Aumenta la constancia

Una de las partes más desafiantes de mantener una rutina de ejercicios puede ser solo eso: hacer los ejercicios y hacerlos de manera constante.

Si alguien no espera que te reúnas con él en el gimnasio, es mucho más probable que te saltes si prefieres quedarte en la cama o recostarte en el sofá.

Trabajar con un entrenador personal te dará el empujón que necesitas para comenzar tu entrenamiento, ya sea en persona o virtualmente, no solo durante tus citas sino también, con suerte, en otras ocasiones durante la semana.

También puedes encontrar que trabajas más duro con un entrenador a su lado que si lo hiciera solo.

¿Alguna vez escuchaste el dicho: “Si quieres llegar lejos, ve acompañado”? Existe una amplia investigación que muestra que cuanto más apoyo tiene alguien con sus objetivos de salud y estado físico, más probabilidades hay de que tenga éxito.

De hecho, un análisis de 11 años de estudios analizó qué tan bien las personas se apegaban a sus rutinas de pérdida de peso. Encontró que cuanta más responsabilidad tienen las personas, más probable es que se ciñan a su programa de pérdida de peso.

 

  1. Aprenderás sobre la salud, el estado físico y tu cuerpo.

Un entrenador personal no solo está ahí para hacerte sudar, es probable que también aprendas algo de vuestro tiempo juntos.

Para convertirse en un entrenador personal certificado a través de una organización acreditada, una persona debe tener un título de escuela secundaria, así como estar certificado en reanimación cardiopulmonar (RCP) y utilizar un desfibrilador externo automático (DEA).

También deben aprobar un examen de certificación inicial y acumular horas de educación continua cada año para mantenerse al día.

Eso significa que tu entrenador personal sabe mucho sobre fisiología humana y mecánica corporal, cambio de comportamiento, ciencia del ejercicio y más. Puede ayudarte a aprender la forma adecuada, cómo usar equipos específicos y qué ejercicios serán más efectivos para ti.

Más allá de eso, pueden enseñarte sobre temas más importantes de salud y estado físico que te ayudarán a mantener un estilo de vida saludable.

Sin embargo, tomemos un ejercicio específico por un segundo. Tomemos como ejemplo la sentadilla, un movimiento que parece bastante básico pero que en realidad tiene muchos matices.

Hay muchos factores en juego, incluida la posición de la cabeza, la posición de la parte superior e inferior de la espalda, la posición de la pelvis, la alineación de las rodillas y la posición de los pies, y cada uno depende de su nivel de condición física, mecánica corporal, objetivos y más.

Tener un entrenador personal que te guíe a través de la posición y la forma correctas es invaluable. Puede ayudar a garantizar que estés realizando el ejercicio de la manera más efectiva para tu cuerpo.

No solo verás mejores resultados, sino que también evitarás posibles lesiones de esta manera.

 

  1. Ayuda a establecer metas

¿Alguna vez te has fijado un gran objetivo de salud y estado físico, digamos perder (9 kg) o entrenar para una maratón, solo para no alcanzarlo? O tal vez no tengas el hábito de establecer metas en absoluto, y simplemente te vendría bien un poco de orientación.

Un entrenador personal puede ayudarte a establecer metas realistas y alcanzables basadas en tus experiencias y habilidades personales, ayudándote en tu progreso a lo largo del camino.

E incluso si solo deseas mantenerte activo o sentirte mejor, tener un objetivo cuando estás en un viaje de acondicionamiento físico, sin importar cuán grande o pequeño sea, puede ser un factor importante para mantenerte motivado.

Un análisis de datos de Slimming World, una organización de control de peso con sede en el Reino Unido, encontró que los miembros que establecieron un objetivo de pérdida de peso perdieron más peso durante un período de 12 meses que aquellos que no establecieron un objetivo.

Trabaja individualmente con tu entrenador personal para identificar tus objetivos a corto y largo plazo, luego crea un plan para ayudarte a alcanzarlos.

 

  1. Obtendrás un plan individualizado

Una búsqueda rápida en Google arrojará muchas páginas de entrenamientos o programas que puede seguir, pero eso no significa que sean la mejor opción para ti. Contar con un entrenador personal asegurará que tengas un plan individualizado que te dará los mejores resultados.

Por ejemplo, digamos que después de una consulta inicial con tu entrenador, nota que su pierna derecha es más débil que su pierna izquierda, y tu no tenías idea. Este desequilibrio hace que lo compenses durante muchos movimientos y ejercicios diarios, lo que exacerba el desequilibrio.

Para abordar el problema, tu entrenador incorpora movimientos de una sola pierna en sus entrenamientos, lo que te permite corregir este desequilibrio y fortalecerse en general.

De hecho, investigaciones recientes indican la efectividad de los planes de entrenamiento individualizados solo por esta razón.

Los investigadores estudiaron un equipo de 24 jugadores de fútbol juveniles masculinos bien entrenados y los dividieron en dos grupos de entrenamiento del programa de fuerza: uno que no tenía desequilibrios musculares y otro que sí.

Los resultados sugirieron que los programas de entrenamiento de resistencia individualizados podrían proporcionar beneficios adicionales a los protocolos tradicionales de entrenamiento de fuerza para mejorar los desequilibrios musculares en estos jugadores de fútbol.

 

  1. Horario y formato flexible

Puedes reunirte con un entrenador personal en persona en un gimnasio semanalmente, varias veces a la semana o incluso mensualmente, lo que sea mejor para ti. Hoy en día, el entrenamiento personal virtual también es popular.

En este formato, harás ejercicio en tu casa mientras realizas una videoconferencia con tu entrenador, quien te guiará a través del entrenamiento en tu teléfono o computadora portátil.

Las sesiones suelen durar entre 30 y 60 minutos y se adaptarán a tus objetivos personales. Hay un entrenador personal para todos, independientemente de tus habilidades físicas, nivel de experiencia, ubicación o presupuesto.

 

  1. Promueve la variedad de ejercicios

Tu puedes ser una persona de hábitos cuando se trata de hacer ejercicio, siempre gravitando hacia el mismo equipo en el gimnasio o haciendo los mismos ejercicios en casa.

Un entrenador personal puede presentarte ejercicios que quizás nunca hayas hecho antes o que nunca hubieras intentado por tu cuenta, disminuyendo tu posibilidad de aburrimiento y llegando a un punto muerto.

Un estudio siguió a 21 hombres entrenados en resistencia durante 8 semanas: un grupo completó una rutina de ejercicios fija mientras que el otro completó una rutina variada al azar a través de una aplicación.

Los investigadores descubrieron que cambiar las cosas con una rutina de ejercicios variada hacía que las personas se sintieran más motivadas. Las rutinas fijas y variadas también tuvieron efectos musculares similares.

¿Moraleja de la historia? Puede ser bueno cambiar las cosas. Desafiarás los patrones de movimiento de tu cuerpo y harás que tu cerebro también funcione. Además, tal vez encuentres algo que te encante. Y si no lo haces, se alegrará de saber que lo intentaste.

 

  1. Consejos nutricionales

Un entrenador personal certificado no es un nutricionista ni un dietista, por lo que no está legalmente autorizado a recomendar planes de comidas o brindar recomendaciones muy específicas sobre alimentos, especialmente para clientes que tienen afecciones médicas subyacentes.

Sin embargo, los entrenadores personales pueden brindar consejos nutricionales generales, que muchos clientes pueden encontrar muy valiosos mientras navegan por sus viajes de salud y estado físico.

Ya sea que tu objetivo sea perder peso, ganar músculo o ambos, tu dieta juega un papel crucial.

Saber cuánta proteína comer, cómo incorporar más frutas y verduras en sus comidas, o incluso cuál debe ser tu ingesta de agua puede amplificar los resultados por los que trabajas en el gimnasio.

De hecho, una revisión de 2015 exploró el papel de la actividad física y el ejercicio en la pérdida de peso inicial, el mantenimiento del peso, la paradoja de la obesidad y la prevención del aumento de peso.

Encontró que una combinación de restricción calórica y ejercicio producía los mejores resultados de pérdida de peso, y que el ejercicio por sí solo no era tan efectivo.

Por lo tanto, consulta a tu entrenador personal para obtener consejos y pautas a medida que también aborda tu dieta.

Consulta nuestro servicio de nutrición y dietética.

 

  1. Ayuda a tu salud mental

Los entrenadores personales pueden ayudar con varios aspectos de su salud mental.

Por un lado, hay una cantidad notable de investigaciones que respaldan el efecto positivo que la actividad física puede tener en problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad.

El ejercicio aumenta la circulación sanguínea al cerebro, lo que ayuda a reducir el estrés y mejora el estado de ánimo y la función cognitiva en general. Trabajar con un entrenador constantemente te ayudará a obtener estos beneficios.

Además, un buen entrenador personal se interesará en tu vida (tu familia, tu carrera, tus metas) y puede convertirse en una especie de confidente. Saber que alguien está en tu esquina animándote, no solo en el gimnasio sino también fuera de él, es una buena sensación.

 

  1. Promueve un cambio de estilo de vida saludable

Trabajar con un entrenador personal puede ayudarte a desarrollar buenos hábitos para toda la vida.

Un estudio encontró que las personas realizan la friolera de 43% de sus acciones diarias mientras están pensando en otra cosa.

Esto significa que si no integra deliberadamente esos hábitos saludables (usar las escaleras en lugar del ascensor, beber agua en lugar de refrescos, dormir 8 horas), es posible que le resulte más difícil ver resultados.

Un capacitador puede ayudarte a realizar estos cambios uno por uno y ayudarlo a superar cualquier obstáculo que pueda surgir. Comenzar poco a poco y agregar ganancias es la forma más efectiva de dominar el cambio de hábitos, y un buen entrenador personal te ayudará a navegar por este territorio.

 

En resumen, los beneficios de un entrenamiento personal. Puedes contactar con nosotros para solicitar una entrevista gratuita.

Un entrenador personal puede brindarle las herramientas y el apoyo que necesita para alcanzar una meta de salud y estado físico.

Pueden brindar apoyo, responsabilidad, educación y un plan de acción personalizado, por lo que puede encontrar que trabajar con uno bien vale la pena la inversión.

Síguenos en Instagram | Facebook

Centro de entrenamiento personal | RMovements

Otros artículos

Otros artículos que pueden interesarte.